BAUTISMO DEL SEÑOR CICLO A 12 ENERO 2020

TEXTO BÍBLICO:  Mt. 3, 13-17

“Se bautizó Jesús y vio que el Espíritu de Dios se posaba sobre él”

DISPONERSE

+ Comienza pidiendo al Espíritu Santo que te dé luz y te guíe. Míralo así: “Es Dios quien quiere hablar conmigo en la lectura”. Dirígete a María como Madre que te enseña a escuchar.

+ Haz por estar tranquilo y relajado. Entrégate a lo que vas a hacer. El Señor espera que abras la puerta de tu corazón para encontrarse contigo. Pide ayuda al Espíritu Santo.

LEER 

+ Para comprender qué dice el texto busca el sentido de cada frase. Procura hacer una lectura lenta y atenta, sin prisa. Usa las notas, comentarios y ayudas que ya tienes en tu Biblia.

+ Lee en tu Biblia: Mt. 3, 13-17

 +¿Por qué no quería Juan, el Bautista, bautizar a Jesús? ¿Sabes que hace el agua y el Espíritu de Dios en el bautismo? ¿De quién es la voz que baja del cielo?

+ Más luz para profundizar en el texto: Is. 42, 1-4.6-7 / Sal. 28 / Hch. 10, 34-38

 + Jesús se bautiza: se somete al bautismo de Juan -bautismo para la conversión y el perdón de los pecados- aunque Juan intenta disuadirlo porque Él no lo necesita. Pero Jesús lo ve como algo que “Dios quiere”. Entonces se abren los cielos -vuelve a haber comunicación entre Dios y la humanidad-, el Espíritu de Dios consagra a Jesús, lo “unge” como el verdadero Mesías, y la voz divina lo declara su “Hijo amado” anunciado desde antiguo (Is. 42, 1-4.6-7).

ESCUCHAR

+ Para que la Palabra suene en tu corazón, guarda silencio. Busca un mensaje del texto para tu vida, tal como estás ahora. Rumia, da vueltas, deja que hablen las palabras.

+ ¿Qué significa que Juan bautice a Jesús? ¿Cómo te suena la voz del Padre que ama a su Hijo más que a nadie? ¿Qué te dice que el Espíritu se pose sobre Jesús?

+ Mira a Jesús buscando a Juan para que lo bautice en las aguas del Jordán. Mira a Jesús como el amado, al Padre como el amante, al Espíritu como el amor. Tú también fuiste bautizado en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, para que puedas entrar en esa corriente de amor. Jesús, con el bautismo, te ha metido en ella. Ahí tienes todo lo que necesita tu corazón y las personas con las que vives. Si el mundo en el que vives necesita una descarga de este amor, pide al Padre bueno que puedas canalizar un poquito de ella.

ORAR

+ Responde a lo que dice el Señor. Habla con Él en confianza. Exprésale lo que sientes y sucede en tu corazón. No se trata de grandes ideas, sino de estar en su misericordia.

+ ¿Qué te dicen, qué te hacen las palabras de esta lectura? ¿Ves cómo el Padre te ama en Jesús? Pon delante del Señor los sentimientos y respuestas que brotan de tu corazón.

VIVIR

+ Mira la realidad que estás viviendo estos días desde los ojos de Jesús. En cada lectura hay un mensaje para evangelizar la vida con amor. Cuando ya no puedes más, comienza el poder de la Palabra.

+ ¿Es una realidad de tu vida que Dios te ama y te cuida? ¿Tienes experiencia de esto o solo es una idea y algo leído? ¿Funciona tu vida de cada día desde el amor de Dios?

(Visited 31 times, 1 visits today)

Related posts

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.