rafa sanchez

Durante el proceso formativo, el seminarista tiene que ir configurándose con Cristo íntegramente en todas sus magnitudes, y para eso, hay que tener presente que sin una conveniente formación humana todo el estudio que configura al sacerdote estaría carente de su soporte fundamental, debido a esto, el seminarista tiene que ir creciendo y haciendo suyas las palabras del apóstol Pablo: “Tened entre vosotros los mismos sentimientos que Cristo”.

En este primer año de seminario, mi formación pastoral la estoy desarrollando los fines de semana en la Parroquia de María Inmaculada de Vitoria, acompañado por Don Unai Ibáñez, su párroco, y los distintos colaboradores: Don Vicente, Don José Luís, Don Cristian y Don Abel. Sin duda alguna, me alegro de poder contar con ellos, en esta etapa de mi vida, donde estoy aprendiendo a ser sacerdote.

Mi tarea es preparar la eucaristía dominical de familias, que suele celebrar Don Juan Carlos Elizalde, obispo de Vitoria. Desde preparar las moniciones, hasta encargarme de los monaguillos, y sobre todo, acompañar a los sacerdotes en lo que necesitan.

Los domingos también acostumbro a asistir a la “Misa de la Radio” que se celebra en la Capilla de la Virgen Blanca, en la Iglesia de San Miguel, por la mañana, acompañando en los cantos, y por la tarde, en esta misma Iglesia, termino el día, en la Gazte Meza, en la que compartimos gratos momentos junto a los jóvenes de la Diócesis y las diferentes comunidades educativas y religiosas que nos acompañan.

Doy gracias al Señor por todas las personas que ha puesto y que seguirá poniendo para que un día llegue a ser sacerdote, gracias a mis padres, a mi hermano y a todos los sacerdotes que están o que han pasado por mi vida.

Gracias a la comunidad parroquial de María Inmaculada, una gran comunidad que me ha acogido muy bien, y en la que poco a poco estoy conociendo a su gente. Me siento muy agradecido de poder compartir con ellos mi vida y de que me acompañen en mi formación. Especialmente, gracias a su párroco, Don Unai, del que tanto aprendo, gracias por tu amor y delicadeza en todas las cosas del Señor, gracias por tu ejemplo.

Doy gracias a todos los que desde la oración están conmigo en este momento tan importante en mi vida.

¡Dios os lo pague con su bendición!


rafa sanchez

Rafael Sánchez
Seminario Diocesano de Vitoria
1º Filosofía (I Fase)

(Visited 158 times, 1 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.