¿Qué quiere Dios de mí? No es una pregunta para unos pocos, sino para todos aquellos que queramos vivir el seguimiento a Cristo.

Cada persona, porque es original, se encuentra en un momento concreto y único, y desde ahí debe responder.

Esta propuesta, por todo ello, es más variada, para que cada uno, desde lo significativo de su vida, pueda decidir aquello que más necesita.

Si te encuentras en esta situación, puedes decidir entre:

— Grupo vocacional

— Residencia vocacional

— Acompañamiento espiritual

Puedes ponerte en contacto con el Seminario para ver cuál es la propuesta que más me puede ayudar o convenir en este momento concreto de mi vida personal.

(Visited 302 times, 1 visits today)