Domingo de Ramos 2018

Pasión de Nuestro Señor Jesucristo (Mc. 14, 1 – 15, 47)

Domingo de Ramos – 25 de marzo de 2018

DISPONERSE

+ Decide encontrar un lugar tranquilo. Ponte cómodo, respira hondo. Busca silencio y quietud. Céntrate en lo que haces. Pide al Espíritu Santo que te ayude y te guíe. Ábrele tu corazón.

+ Invoca al Espíritu Santo que vive dentro de ti. Búscalo y llámalo. Ponte en sus manos para iniciar este rato de lectura orante y creyente. Un avemaría con la confianza de un hijo hacia su madre puede ayudarte para entrar en la onda.

LEER

+ Lee muy despacio, con mucha atención al texto. Haz pausas de silencio. Lee varias veces, algunas de ellas en voz alta. Busca comprender qué dice el texto. Usa las ayudas de tu Biblia. Pon atención en cada palabra. Sitúate en la escena.

+ Lee en tu Biblia: Mc. 14, 1 – 15, 47

+ ¿Puedes distinguir las diferentes etapas del relato? ¿Cuál es el significado de la palabra pasión? Búscala en un diccionario. ¿Quiénes eran crucificados en la época? ¿Por qué sucede todo esto durante la pascua judía?

+ Más luz para profundizar en el texto: Is. 50, 4-7 / Sal. 21, 8-24 / Flp. 2, 6-11

+ No es un relato sentimentalista sobre los sufrimientos y la muerte de Jesús para provocar compasión. Jesús ahora ya no sufre ni muere: vive con Dios y con nosotros. El relato no quiere emocionar, sino hacer reflexionar: Jesús, por su fidelidad hasta la Cruz, ha conseguido la salvación: no se salva a sí mismo para salvar a otros. Recordamos la Cruz no para celebrar un asesinato, sino para que des-aparezcan todos los asesinatos. Si celebramos el amor, la entrega que es victoria: el grano de trigo que cae en tierra y muere para dar vida.

ESCUCHAR

+ Quédate con la frase o palabras del texto que más te impresionan. Haz silencio interior. Abre los ojos y oídos al corazón. Déjate hacer. Cae en la cuenta de que es Dios quien quiere hablarte para tu vida de ahora.

+ ¿Cómo suena en tu interior la narración de la Pasión del Señor? Trata de recorrer saboreando cada escena, cada palabra desde dentro. ¿Qué te dice a ti personalmente la Pasión del Señor? ¿A qué te lleva?

+ Mira a Jesús con detenimiento. Ponle corazón a este re-corrido. Fíjate en los detalles. Mira a Jesús cenando con sus amigos, instituyendo la Eucaristía. Mira a Jesús en actitud de servicio. Mira a Jesús orando. Mira a Jesús arrestado, juzgado, burlado, negado… Mira el proceso judicial. Mira a Jesús coronado de espinas… Mira a Jesús desde los personajes del relato. Mira a Jesús en la cruz, que se entrega por completo. Mira a Jesús muerto, en un sepulcro. Míralo con esperanza.

ORAR

+ Ten cuidado de la rutina y no salir de las mismas palabras y planteamientos de siempre. Pisa tierra, no te vayas a las nubes. Responde a quien te habla. Usa tus propias palabras para hablar con el Señor de lo que te dice el texto.

+ ¿Cómo te deja el corazón el relato de la Pasión? ¿Qué te hace decirle al Señor esta lectura? Prueba a hacerlo des-de la perspectiva del amor y desde la consecución de la salvación.

VIVIR

+ Mira tu forma de vida desde la vida de Jesús. Busca aprender de sus gestos y detalles de servicio a quienes lo necesitan. La Palabra de cada día va dando sentido y luz a todo lo que ocurre.

+ ¿Qué tiene que ver esta lectura hoy con tu vida? ¿Vives según la fe en Jesús? ¿A qué acciones concretas de ser-vicio te lleva la lectura orante de la Pasión?

(Visited 25 times, 1 visits today)

Related posts

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.