DISPONERSE

+ Pon las manos abiertas sobre tu regazo, con las palmas hacia arriba en actitud de acogida. Ten en cuenta que los gestos sencillos realizados con verdad ayudan a entrar en oración.

+ Respira pausada y profundamente para centrarte en lo que vas a hacer. Cuenta con el Espíritu Santo. Pídele que te disponga y prepare para la escucha de la Palabra.

+ Mira a María. Acuérdate de Ella. Tenla presente en este tiempo de oración. Imita sus actitudes. Reza un avemaría poniendo atención en las palabras.

LEER 

+ Para entender lo que el Señor quiere decirte a ti personalmente en este texto es preciso comprender su significado y su sentido. Apóyate en las notas que ofrece tu Biblia para entender qué dice el texto.

+ Lee en tu Biblia: Mt. 1, 18 – 24

+ ¿Qué es lo que ocurre a José en esta escena? Mira sus primeras intenciones y cómo éstas cambian al conocer los planes de Dios.

+ Más luz para profundizar en el texto: Is. 7, 10-14 / Sal. 23, 1-6 / Rom. 1, 1-7, te ayudarán para adentrarte en el texto y saborearlo más.

+  La anunciación a José, el “justo”. De acuerdo con la Ley, José podía denunciar a María. Pero, avisado por el ángel, recibe a María y a su Hijo e imponiéndole el nombre lo entronca con el linaje de David. José es, como María, una persona absolutamente obediente a la voluntad de Dios. El Niño proviene de Dios, del Espíritu Santo, y su nombre es “Jesús”, que significa “Dios salva”: esa es su identidad y misión.

ESCUCHAR

+ Haz silencio de nuevo. Céntrate en identificar qué mensaje tiene este texto para ti, tal como estás. Ábrete a decir que sí, como María.

+ ¿Qué tienes que aprender de José en esta lectura? ¿Ves cómo concurren misteriosamente los planes de Dios? ¿Qué tienen que ver el modo de comportarse y la actitud de José con tu forma de vida?

+ Mira el nacimiento de Jesús a partir del relato de este Evangelio. Contempla. Mira a José, sus dificultades y sospechas. Mira a José dócil a los planes de Dios. Mira a José al frente de la Sagrada Familia. Mira a Jesús obedeciendo a Dios. Mira a José que su “pérdida” es ganancia para toda la humanidad.

ORAR

+ No te enrolles con el Señor a fuerza de palabras, ideas brillantes ni teorías. Toca tierra, habla con Él desde tu realidad. Entrégale de verdad tus pobrezas y tus dificultades.

+ ¿Cuáles son tus planes en la vida? ¿Entra Dios en ellos? ¿Conoces los planes que el Señor tiene para ti? ¿Disciernes en tu vida cotidiana lo que el Señor desea de ti?

+ ¿Qué tienes que decir al Señor a partir del texto que has leído? Prueba a releerlo y con sencillez de corazón decirle qué te ha supuesto personalmente cada frase del texto.

VIVIR

+ Mira tu vida desde lo que has leído, escuchado y orado en este tiempo que has dedicado al Evangelio de hoy.

+ ¿Qué te enseña esta lectura para tu vida de hoy? ¿Te invita a ser más como José? ¿Qué planes propios pueden verse iluminados y/o cambiados por los del Señor?

+ Vive la Navidad, el Nacimiento de Jesús, la venida del Dios-con-nosotros. Busca espacios y tiempos de interioridad en estos días. No dejes que las celebraciones externas ensombrezcan o impidan la fiesta interna.

TRES TAREAS

1.- Destaca las tres palabras que consideras claves para tu comprensión del texto.

2.- Construye una frase, una especie de antífona breve y sencilla, que resuma el mensaje central de esta lectura para ti.

3.- Encuentra en la lectura una acción pequeña, un gesto sencillo y concreto que poner en práctica para hacer el bien donde vives o trabajas.

(Visited 79 times, 1 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.