DOMINGO XV DEL TIEMPO ORDINARIO. «CICLO C» 14 DE JULIO DE 2019

DOMINGO XV DEL TIEMPO ORDINARIO

CICLO C

14 DE JULIO DE 2019 

«Maestro, ¿qué tengo que hacer para heredar la vida eterna?».

DISPONERSE

+ Abre el corazón. La serenidad es la llave. Respira profundamente. Construye el silencio interior identificando y, al mismo tiempo dejando a un lado, cuantos pensamientos y sensaciones te vayan llegando.

+ Pide al Espíritu Santo -que habita en tu interior- que haga posible que el texto que vas a leer sea Palabra de Dios en ti y para ti. Pídeselo como si dependiera de ti, sabiendo que depende de Él.

+ Reza un Avemaría. Hazlo con sencillez y con humildad. Observa estas actitudes en María. Son el mejor modo de acudir al encuentro con el Señor en la Palabra.

LEER 

+ Lee el texto despacio haciendo pausas de silencio. Busca elementos nuevos en el texto. Observa a cada uno de los personajes que aparecen. Mira el relato desde su óptica.

+ Lee en tu Biblia: Lc. 10, 25-37

+ ¿Qué sabes de los samaritanos? ¿Y de los levitas? ¿Qué significa la palabra “prójimo”? ¿Cuál es el problema que deja patente el texto? Usa las notas de tu Biblia. ¿Qué te aportan para conocer su significado?

+ Más luz para profundizar en el texto: Dt. 30, 10-14 / Sal. 68, 14-37 / Col. 1, 15-20

+  La respuesta del letrado combina dos citas del Antiguo Testamento: Dt. 6,4 y Lv. 19,18. El sacerdote y el levita son profesionales de la religión, pero la misericordia no habita en sus corazones. El samaritano es un hereje despreciable pero sí tiene compasión, como Dios (Lc. 1,54; 6,36) y como Jesús (Lc. 17,13; 18,38). La misericordia y la compasión son la esencia de la Ley. No se trata de “quién es mi prójimo”, sino de “quién me hago yo prójimo”.

ESCUCHAR

+ “Anda, haz tú lo mismo”. ¿Qué tiene que ver esta expresión contigo?

+ ¿Quién es tu prójimo? ¿Quién te dice el Señor en escucha orante y creyente del texto de hoy que es tu prójimo? ¿De quiénes te haces prójimo?

+ Mira atentamente la escena. Mira a Jesús una vez más puesto a prueba. Mira a Jesús respondiendo sabiamente. Mira a Jesús invitando a la reflexión personal. Mira a Jesús pidiendo que cada uno identifique a sus prójimos. Mira a Jesús que alude a la Ley para darle plenitud a través de los actos concretos de amor por el otro.

ORAR

+ Responde al Señor desde lo que has leído. Habla con el Señor de tus prójimos. De los más cercanos y de los que no lo están tanto.

+ ¿Quiénes precisan que les cuides? ¿Quiénes precisan que des algo de tu dinero para mejorarles la vida? ¿Cuántos rodeos das para no hacerte prójimo de quienes te necesitan? Habla de todo esto con el Señor.

+ Habla con el Señor desde el corazón. No trates de utilizar palabras que no utilizarías con alguien cercano. Ve de verdad. Confíale tus limitaciones y dificultades. Él ya las conoce.

VIVIR

+ No basta con conocer la Palabra de Dios o la Ley, hay que ponerla en práctica. Trata de extraer conclusiones que puedas aplicar a tu vida a partir del relato de hoy.

+ ¿A qué te lleva lo que has leído en el Evangelio de hoy? ¿Qué actitudes concretas? ¿Qué hechos concretos?

+ ¿Qué ocurriría si todos diéramos un rodeo o pasáramos de largo? ¿Tienes razones para hacer como el sacerdote o el levita? ¿Y para actuar como el samaritano?

 TRES TAREAS

1.- Destaca las tres palabras que consideras claves para tu comprensión del texto.

2.- Construye una frase, una especie de antífona breve y sencilla, que resuma el mensaje central de esta lectura para ti.

3.- Encuentra en la lectura una acción pequeña, un gesto sencillo y concreto que poner en práctica para hacer el bien donde vives o trabajas.

(Visited 58 times, 1 visits today)

Related posts

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.