DOMINGO XXIII DEL TIEMPO ORDINARIO. CICLO C

DOMINGO XXIII DEL TIEMPO ORDINARIO CICLO C.

8 DE SEPTIEMBRE DE 2019

«Quien no carga con su cruz y viene en pos de mí, no puede ser discípulo mío»

DISPONERSE

+ Comienza respirando a fondo. Ponte cómodo. Haz por estar tranquilo. Busca silencio y quietud. Céntrate en lo que vas a hacer. Entra dentro de ti. Conecta, pide ayuda al Espíritu Santo que habita en tu corazón. Ábrete.

+ Dí que sí. Ábrete a la acción del Espíritu de Jesús. Es el Señor quien quiere hablar contigo hoy en esta lectura. Quiere que te des cuenta de su presencia y su interés por ti.

LEER

+ Lee el texto con tranquilidad. No dejes de hacer pausas de silencio. Trata de identificar en el propio texto una frase que resume el sentido completo que tiene.

+ Lee en tu Biblia: Lc. 14, 25-33

+ ¿Qué significa “renunciar”? ¿Qué hay que hacer para seguir y ser buen discípulo? ¿Cuál es para ti el mensaje central del texto? ¿Qué es eso de llevar la cruz?

+ Más luz para profundizar en el texto: Sab. 9, 13-18 / Sal. 89, 3-17 / Flm. 9, 10-17

+ Condiciones para ser discípulo de Jesús: posponer todas las demás cosas -familia, intereses propios…- y llevar su cruz -persecuciones, sufrimientos…-, detrás de Jesús. Es decir, tener como “primer valor” el ser y el vivir como Jesús, con un amor y una entrega incondicional a los demás. Si no se está dispuesto a eso, mejor no intentarlo siquiera. Las dos parábolas que siguen invitan a calcular y considerar en serio las exigencias del seguimiento de Jesús. La renuncia a “todos los bienes” debe ser total.

ESCUCHAR

+ ¿Quédate con la frase o las palabras que más te impresionan y te llegan. Guárdalas en tu corazón repitiéndolas muchas veces suavemente. Déjate sorprender por ellas. Ábrete a obedecer y decir que sí como María.

+ ¿Cómo es tu seguimiento de Jesús? ¿Qué dejas y a qué renuncias para seguirle? ¿Cómo suena en tu corazón lo de “llevar la cruz”?

+ Mira cómo hablar Jesús a los que le siguen. Mira los ejemplos de sensatez y sabiduría que pone a sus seguidores. Él es un gran guía experto en llevar la cruz y aprender de lo que duele. ¿Ves cómo Jesús habla por experiencias propias de las renuncias, las privaciones, y lo que pasar para ganarle a la muerte y resucitar? El tiene claro a qué decir que no y a qué decir que sí. Hay caminos anchos y estrechos. ¿Por dónde andas tú?

ORAR

+ No te enrolles con el Señor a fuerza de palabras, ideas brillantes y teorías. Mejor entregarle la verdad de tu pobreza para salir del egoísmo y mirarle a Él. Dale gracias por su amor. Repite durante el día la frase o palabras que guardaste.

+ ¿Oras entre muchas ideas y palabras? ¿Quieres probar a estar un rato sin decir nada en la presencia del amor de Dios? Procura dar respuestas desde tu corazón a lo que has leído.

VIVIR

+ Pregunta al Señor qué dice esta lectura para tu forma de vida. Mira por dentro las intenciones de tu corazón y tus relaciones personales. Deja que la Palabra ilumine tus pasos y te lleve a trabajar por el Reino.

+ ¿Qué te enseña esta lectura orante y creyente para seguir a Jesús centrado en su amor por ti? ¿Hay en tu vida distracciones que te confunden el camino? ¿Te buscas a ti mismo buscándole a Él?

TRES TAREAS

1.- Destaca las tres palabras que consideras claves para tu comprensión del texto.

2.- Construye una frase, una especie de antífona breve y sencilla, que resuma el mensaje central de esta lectura para ti.

3.- Encuentra en la lectura una acción pequeña, un gesto sencillo y concreto que poner en práctica para hacer el bien donde vives o trabajas.

(Visited 56 times, 1 visits today)

Related posts

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.