DOMINGO XXVI TIEMPO ORDINARIO “CICLO C” 29 SEPTIEMBRE 2019

DISPONERSE

+ Procura tener un ambiente tranquilo y de silencio para entrar en tu interior. Empieza por dejar a un lado tus ruidos exteriores y también los interiores. Trata de olvidarte de lo que te inquieta o te preocupa.

+ Déjate acompañar y guiar por el Espíritu Santo durante este tiempo de oración y escucha de la Palabra. Para disponerse lo primero es estar disponible. Ábrete a las sorpresas de Dios. Déjate hacer.

+ ¿Acudes a este tiempo de lectura orante y creyente del Evangelio con hambre, con ganas de alimentarte? ¿Necesitas de esta experiencia? ¿Estás convencido de que la Palabra da fruto en ti?

LEER 

+ Fíjate en el relato. Observa a los personajes que aparecen en él. Mira el relato desde la óptica del hombre rico y de Lázaro.

+ Lee en tu Biblia: Lc. 16, 19 – 31

+ ¿A dónde fue Lázaro después de morir? ¿Y el hombre rico? ¿Por qué aparece Abraham en el relato? ¿Qué enseñanza crees que trata Jesús de hacernos ver con esta parábola?

+ Más luz para profundizar en el texto: Am. 6, 1.4-7 / Sal. 145, 7-10 / 1ª Tim. 6, 11-16

+ Un rico que “sirve al dinero” y no comparte nada ni se preocupa del pobre que tiene a su puerta, que además está enfermo. Dios le pide cuentas de esa indiferencia, que ya está condenada en los escritos de Moisés y de los profetas, es decir, el Antiguo Testamento (1ª lectura de hoy; Is. 58, 6-7). Si con esas advertencias de la Palabra de Dios no se convierten, no se convertirán ni aunque resucite un muerto.

ESCUCHAR

+ Llénate del texto. En silencio, búscale matices, sabor, detalles… Deja que empape tu interior. Disfruta de la parábola. Permite que ilumine tu interior.

+ ¿Cómo te deja el corazón esta lectura? ¿Has perdido algún cambio de actitud en el hombre rico? ¿Qué te parece su reacción cuando empieza a ser consciente de que su forma de obrar le ha llevado definitivamente al infierno?

+ Mira a Jesús que se dirige a los fariseos de aquella época y también de la actual para dejar claro que después de la muerte no nos sirve para nada lo material. Mira a Jesús que no nos quiere indiferentes y ajenos a las necesidades de los demás. Mira a Jesús que premia los comportamientos solidarios y en pos del hermano y sanciona los contrarios.

ORAR

+ Habla con sinceridad y confianza sobre la importancia que le das al dinero, a poseer, a tu estabilidad… Pídele que te guíe, que te haga ver si hay algo que has de cambiar o modular.

+ ¿Qué oración brota en tu corazón a partir de esta lectura? ¿Te mueve a revisar aspectos de tu vida? ¿Te inquieta esta lectura? ¿Te incomoda?

+ ¿Qué te sugiere decir al Señor la actitud del rico al principio y al final del relato? ¿Te llega al corazón que desee salvar a los suyos? Habla con el Señor con templanza y serenidad sobre estos temas.

VIVIR

+ Mira tu vida desde la vida del hombre rico. Haz lo propio con el pobre Lázaro. Déjate interpelar en tu vida diaria por la Palabra del Señor.

+ ¿Te cuesta compartir con los demás tus bienes, tu tiempo, tus conocimientos…? ¿Tienes personas a tu alrededor que precisen de tu ayuda? ¿Conoces el modo de compartir lo que tienes con personas que lo precisan aunque no sean de tu entorno más cercano?

+ ¿Qué actitudes de las que Jesús pide a sus seguidores en el Evangelio de hoy puedes aplicar o ya aplicas en tu vida diaria?

TRES TAREAS

1.- Destaca las tres palabras que consideras claves para tu comprensión del texto.

2.- Construye una frase, una especie de antífona breve y sencilla, que resuma el mensaje central de esta lectura para ti.

3.- Encuentra en la lectura una acción pequeña, un gesto sencillo y concreto que poner en práctica para hacer el bien donde vives o trabajas.

(Visited 41 times, 1 visits today)

Related posts

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.