I Domingo de Pascua 2018

“Él había de resucitar de entre los muertos” (Jn. 20, 1 – 9)

I Domingo de Pascua – 1 de abril de 2018

DISPONERSE

+ Decide encontrar un lugar tranquilo. Ponte cómodo, respira hondo. Busca silencio y quietud. Céntrate en lo que haces. Pide al Espíritu Santo que te ayude y te guíe. Ábrele tu corazón.

+ Entra dentro de ti y haz por encontrarte ahí con el Espíritu de Dios. Pídele que te ayude a estar disponible para es-cuchar y acoger la Palabra. María es maestra de escucha y acogida de la Palabra. Acuérdate de ella al empezar.

LEER

+ Lee muy despacio, con mucha atención al texto. Haz pausas de silencio. Lee varias veces, algunas de ellas en voz alta. Busca comprender qué dice el texto. Usa las ayudas de tu Biblia. Pon atención en cada palabra. Sitúate en la escena.

+ Lee en tu Biblia: Jn. 20, 1 – 9

+ ¿Qué iban a hacer las mujeres al sepulcro tan temprano? ¿Quién corrió la piedra? ¿Quién era ese joven? ¿Por qué les mandó ir a Galilea? ¿Cuáles son las diferentes actitudes de las mujeres durante este relato?

+ Más luz para profundizar en el texto: Hch. 10, 34. 37-43 / Sal. 117, 1-23 / Col. 3, 1-4

+ Van al sepulcro al amanecer: tienen que ungir el cadáver de Jesús, cosa que no pudieron hacer el viernes por la tarde por el descanso del sábado. Entran en el sepulcro y encuentran un mensajero divino: la sorpresa y el susto es inmenso. La presencia del joven quiere decir que la resurrección solo puede conocerse por la Palabra de Dios, por el anuncio del mismo Dios. Ha resucitado y a sus discípulos les envía un mensaje: que continúen la tarea de Jesús, empezando, como él, en Galilea.

ESCUCHAR

+ Quédate con la frase o palabras del texto que más te impresionan. Haz silencio interior. Abre los ojos y oídos al corazón. Déjate hacer. Cae en la cuenta de que es Dios quien quiere hablarte para tu vida de ahora.

+ ¿Qué es lo que más te impresiona de esta lectura? ¿Cómo es tu Galilea? ¿Te has dado cuenta ya que Jesús esta vivo y que resucitó? ¿En qué notas que Jesús esta vivo?

+ Mira la piedra corrida. Jesús no está. El sepulcro está va-cío. La piedra está corrida y mira que era grande esa piedra. El hombre hecho trizas que habían colocado en el sepulcro ya no está allí, pero no ha desaparecido. Un joven vestido de blanco les anuncia que Jesús va por delante y les cita con Él en Galilea, donde todo empezó. Mira a Jesús que ha triunfado, ha vencido, ha resucitado.

ORAR

+ Ten cuidado de la rutina y no salir de las mismas palabras y planteamientos de siempre. Pisa tierra, no te vayas a las nubes. Responde a quien te habla. Usa tus propias palabras para hablar con el Señor de lo que te dice el texto.

+ ¿Qué tienes que decirle al Señor a raíz de esta lectura? Cuéntale al Señor con confianza todo lo que esta lectura deja en tu corazón. Habla con él sobre la Resurrección.

VIVIR

+ Mira tu forma de vida desde la vida de Jesús. Busca aprender de sus gestos y detalles de servicio a quienes lo necesitan. La Palabra de cada día va dando sentido y luz a todo lo que ocurre.

+ ¿Qué tiene que ver con tu vida actual que la piedra del sepulcro estuviera corrida? ¿Y con tu forma de estar en la Iglesia? ¿Qué tiene que ver contigo que Pedro y los discípulos lo vieran después en Galilea?

(Visited 28 times, 1 visits today)

Related posts

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.