Iglesia, pueblo sacerdotal

Si yo te dijera que soy sacerdote, y que tú probablemente también lo eres o puedes serlo… ¿me creerías? ¿Sabes que existe más de un tipo de sacerdocio?

Si bien el orden sacerdotal constituye un sacramento que es administrado a hombres que sirven de puentes entre Dios y los hombres, que son los sacerdotes que conocemos que celebran la misa, nos casan y nos confiesan. Es cierto también que existe un tipo diferente de sacerdocio, del que participamos todos los bautizados. ¿De qué se trata?

Cuando nos bautizamos, somos consagrados para Cristo y nos unimos íntimamente a Él, tanto, que incluso pasamos a formar parte de su cuerpo y participamos de su misión, de sacerdote, profeta y rey.

Todos, en un sentido, pasamos a ser “sacerdotes”, la Iglesia podemos decir que es un “pueblo sacerdotal” que ofrece sacrificios y ofrendas a Dios.

Este sacerdocio del cual participamos tiene consecuencias en nuestra vida que son

  1. Ofrecernos a Dios nosotros mismos
  2. Vivir nuestra fe cristiana en todos los ambientes en los cuales estamos. El mundo se hace más “santo”, es decir, se llena más de Dios, en la medida de que mi testimonio de vida cumple esa función sacerdotal de interceder para que lo divino impregne toda la realidad.
  3. Anunciar la esperanza de vida eterna que tenemos.

No nos olvidemos entonces que parte de nuestro ser cristianos es vivir este sacerdocio de Cristo, y de esa manera estamos ayudando a que este mundo esté más lleno de Dios.

Para leer el artículo completo: Centro de Estudios Católicos


conectacec

El Centro de Estudios Católicos (CEC) es un punto de encuentro dedicado al estudio, la reflexión y el diálogo sobre diversas realidades humanas iluminadas por la riqueza de la fe, buscando impulsar un compromiso activo de los laicos, contribuir a hacer más comprensible a los hombres y mujeres de hoy la fe, y acoger e incentivar las diversas manifestaciones de lo que de humano hay en la actualidad.

(Visited 57 times, 1 visits today)

Related posts

Leave a Comment