II Domingo de Tiempo Ordinario 2018

“Vieron donde vivía y se quedaron con él” (Jn. 1, 35 – 42)

II Domingo de Tiempo Ordinario – 14 de enero de 2018

DISPONERSE

+ Busca un tiempo para estar tranquilo. Párate un rato. Pide a María que te abra a la acción del Espíritu Santo. Se trata de prepararte para escuchar. Evita distracciones y ruidos.

+ Comienza pidiendo ayuda al Espíritu Santo. Reconoce que te hace falta, que lo necesitas. Esta forma de lectura es más que información religiosa. Cuidado con la rutina.

LEER

+ Lee despacio y haciendo pausas de silencio, parándote donde especialmente te toque interiormente.Lee el texto más de una vez. Busca comprender qué dice el texto. Pon atención a cada palabra. Si profundizas en el contexto de entonces, actualizas mejor el mensaje del texto hoy.

+ Lee en tu Biblia: Jn. 1, 35 – 42

+ ¿Por qué llama Juan a Jesús “Cordero de Dios”? ¿Qué sabes del significado del Mesías para los judíos? ¿A quién llamaban “Rabí” (que significa maestro)?

+ Lecturas para entrar más en el texto: 1ª Sam. 3, 3-19 / Sal. 39, 2-10 / 1ª Cor. 6, 13-20

+ Testimonio personal que interpela. Juan ha presentado a Jesús a sus discípulos como el “Cordero de Dios”. Jesús terminará siendo sacrificado como el cordero pascual: no es un destino muy apetecible, pero los discípulos se interesan y lo siguen. “¿Qué buscáis?”. En realidad no buscan dónde vive, sino quién es. Y se enteran tratándolo, pasando con él el día. Después y gracias a esa experiencia, ellos lo pueden anunciar a los demás: “Hemos encontrado al Mesías”.

ESCUCHAR

+ Se escucha dejando que las palabras lleguen al corazón. Saborea, paladea, disfruta que Dios quiere hablar contigo a través de las palabras. Escuchar es mirar a quien te habla más que pensar.

+ ¿Cómo ha sido tu encuentro con Jesús? ¿Escuchas cómo atrae la mirada de Jesús a Pedro? ¿Qué significa para ti que Jesús sea el Cordero de Dios?

+ Mira cómo Juan se fijó en Jesús que pasaba. ¿Qué tiene Jesús que arrastra y tanta gente lo sigue? Date cuenta que seguirle fijándose en Él es lo primero del cristiano. Es quien verdaderamente atrae. Es algo diferente a estar en el cristianismo. ¿Qué te dice la mirada de Jesús a sus primeros seguidores? ¿Ves cómo mira? Hoy tenemos la oración y los sacramentos para sentir que su mirada es una llamada. Mira a Jesús mirando a la gente hasta el fondo del alma, hasta cambiar la vida, hasta marcharse con Él.

ORAR

+ Da respuestas a lo que hace su Palabra en tu corazón: da gracias, pide ayuda, confía, ama… Jesús no es una idea. Habla con Él desde lo que has leído. Cuéntale lo que te hace decirle esta lectura.

+ ¿A qué te suenan las miradas de Jesús? Pídele que te explique en la oración por qué le llaman “Cordero de Dios”. Ora con pocas palabras, fija tu mirada en la suya.

VIVIR

+ Jesús te busca en tus pobrezas y limitaciones, no cuando estés bien por ti mismo. No es lo mismo vivir a tu manera y saber mucho de Dios, que llevar la vida en Jesús. No se trata de llenarte la vida de pro-pósitos, sino de dejarte guiar por Él.

+ ¿Vives de acuerdo con estas claves del Reino? ¿Funciona así tu parroquia, tu familia, tus relaciones con las personas? ¿Qué compartes con personas que necesitan ayuda?

(Visited 35 times, 1 visits today)

Related posts

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.