IV Domingo de Cuaresma 2018

“Dios envió a su Hijo para que el mundo se salve por Él” (Jn 3, 14 – 21)

IV Domingo de Cuaresma – 11 de marzo de 2018

DISPONERSE

+ Para entrar en la onda del Señor, haz silencio, recógete, pide ayuda al Espíritu. Evita rutinas. Haz algo por respirar serenamente y estar en paz. Fíjate en María para abrirte a lo nuevo de la Palabra de Dios de hoy.

+ ¿Te cuesta encontrar tiempo cada día para la oración personal? ¿Te da fuerza y sentido para el día o solo es otra rutina? Siempre hay tiempo para lo que interesa.

LEER

+ Repite varias veces la lectura muy despacio y con mucha atención. Escúchate leer. Trata de comprender qué dice el texto. Que entre en tu cabeza. Mira las ayudas de tu Biblia y algún comentario si lo crees necesario.

+ Lee en tu Biblia: Jn. 3, 14 – 21

+ ¿Qué sabes de Nicodemo? ¿Por qué no lees despacio el texto al que se refiere Jesús? ¿Puedes destacar tres palabras del texto que son claves de lectura del evangelio de Juan?

+ Más luz para profundizar en el texto: 2ª Cro. 36, 14-23 / Sal. 136, 1-6 / Ef. 2, 4-10

+ La iniciativa de la salvación la tiene Dios por su amor infinito. Y la realiza el Hijo en la cruz, levantado en alto (como la serpiente de Moisés (Num. 21). El hombre, por la fe en el Hijo, tiene acceso a esa salvación. Dios no juzga, ni acusa, ni condena… Es el ser humano el que opta por la salvación o por la condenación al aceptar o negar la Luz del mundo que es Jesús.

ESCUCHAR

+ Pregúntate qué tiene que ver contigo lo que has leí-do. Busca a Jesús. Deja que las palabras te lleguen al corazón. Dale vueltas ahí. Saborea el mensaje de las frases y detalles que más te impresionan.

+ ¿Cuál es la frase que más te llega de esta lectura? Escucha al Señor como Nicodemo. ¿No te llena el corazón de alegría y esperanza leer cuánto te ama Dios en Jesús?

+ Mira a Jesús conversando y enseñando en privado a Nicodemo. Estaban a solas los dos. Entra en la conversación. Jesús le explica el misterio del amor de Dios, desde su vida entregada en la cruz, porque Él ha venido a salvar y no a juzgar a los hombres. Mira cómo habla de creer, de la luz, del juicio, de si las obras están hechas según Dios. No te pierdas cómo Jesús nos va revelando el corazón de Dios en esta conversación…

ORAR

+ Si el Señor te habla en lo que lees, dale respuestas. Exprésale tus sentimientos: pide, alaba, dale gracias, déjate querer, reconoce que necesitas ayuda… No se trata de sabias palabras y elevados pensamientos, sino de confianza.

+ ¿Cómo te deja el corazón esta lectura? ¿Por qué no te acercas un ratito a la luz del corazón de Jesús en el sagrario para mirar desde ahí el tuyo? Ora con más amor que palabras.

VIVIR

+ Muchos días la Palabra funciona como un espejo para mirarte desde Jesús. Fija los ojos de tu corazón en la humanidad de su persona. Vivir en cristiano es vivir en su compañía y al servicio de las personas.

+ ¿Qué tiene que ver contigo: “El que realiza la verdad se acerca a la luz”? ¿Qué es para ti vivir en el amor de Dios? ¿Es verdad para ti que los sacramentos te van convirtiendo a vivir como Jesús?

(Visited 57 times, 1 visits today)

Related posts

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.