IV Domingo de Tiempo Ordinario 2018

“Les enseñaba con autoridad” (Mc. 1, 21 – 28)

IV Domingo de Tiempo Ordinario – 28 de enero de 2018

DISPONERSE

+ Todo empieza por encontrar tiempo y un lugar tranquilo y con silencio. Párate un rato, apaga los móvi-les y dedícate SOLO a esto. Pide al Espíritu Santo que te abra los ojos del corazón.

+ Respira profundamente varias veces. Estar tranquilo y relajado te servirá para alejarte de todo lo que te preocupa. Pide a María que te enseñe a escuchar al Señor y guardar en el corazón lo que el texto te sugiera.

LEER

+ Lee muy despacio, con mucha atención y más de una vez. Busca comprender qué dice el texto. Usa las ayudas de tu Biblia. Sitúa el texto en el libro. Lee la introducción. Mira qué quiere decir el autor.

+ Lee en tu Biblia: Mc. 1, 21 – 28

+ ¿Qué es un espíritu inmundo? ¿Por qué Jesús enseña con autoridad? ¿Por qué la enseñanza de Jesús es nueva? ¿Qué sucedió con la fama de Jesús?

+ Más luz para profundizar en el texto: Dt. 18, 15-20 / Sal. 94, 1-9 / 1ª Cor. 7, 32-35

+ Jesús anuncia la llega del reinado de Dios con palabras y con obras. Sus palabras no son como las de los escribas, tienen autoridad, convencen, suenan a verdad, a nuevo. Sus obras comienzan con la liberación de los espíritus inmundos, que se rebelan y se resisten a ser expulsados. Pero no son las personas donde tienen que estar tales espíritus. Las personas, como Él, son morada de Dios.

ESCUCHAR

+ Mira qué dice el mensaje del texto para tu vida de ahora. Para que las palabras suenen en tu corazón guarda silencio. Saboréalas como María. No busques grandes ideas ni pensamientos.

+ ¿Qué es lo que más te llega de Jesús en esta lectura? ¿Qué te sugiere que “hasta los espíritus inmundos lo obedezcan”? ¿Qué mensaje deja en tu interior esta lectura?

+ Mira a Jesús entrando en la sinagoga. Mira a Jesús enseñando con autoridad. Mira a Jesús dirigiéndose al espíritu inmundo. Mira que la forma de enseñar de Jesús impacta y despierta la admiración de los asistentes a la sinagoga. Mira a Jesús no pasando desapercibido. Mira a Jesús liberando al hombre de lo que le oprime.

ORAR

+ Cuenta al Señor en confianza lo que te hace decirle esta lectura. Ábrete y cuéntale todo lo que pasa en tu corazón. Háblale muy de verdad. Deja que el Espíritu te haga sentir cuánto te quiere Dios.

+ ¿Qué te parece que Jesús pase liberando las dolencias y opresiones de las personas con las que se encuentra? ¿Qué tiene que ver Jesús, con lo que oprime, te obliga, te duele o te hace mal? Hablalo en confianza y de tú a tu.

VIVIR

+ Mira tu forma de vida desde la vida de Jesús. Busca aprender de sus gestos y detalles de servicio a quienes lo necesitan. La Palabra de cada día va dando sentido y luz a todo lo que ocurre.

+ ¿Cómo es tu vida con Jesús a la luz de este texto? ¿Cómo contribuyes a extender la fama de Jesús entre las personas con las que vives? ¿Es sólo con palabras o también con hechos?

(Visited 44 times, 1 visits today)

Related posts

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.