No nos olvidemos de nuestros hermanos

El pasado martes 8 de mayo, invitado por la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada, el sacerdote católico Naim Shoshandy contó el sufrimiento que están padeciendo los católicos en Irak.

Relató su testimonio para que el mundo sepa cuál es la situación de los más de 120.000 cristianos que tuvieron que huir de Mosul en verano de 2014. Acompañó el testimonio con fotografías que mostraban el éxodo. Enseñó la imagen de una Virgen y una cruz de madera, representando la fe por la que dijo “no tenemos miedo a morir”. Finalizó su intervención cantando el Padre Nuestro en arameo, la lengua de Jesús y la que aún utilizan en algunas liturgias.

Aquí podéis leer el artículo completo de ese encuentro: Bizkeliza

(Visited 18 times, 1 visits today)

Related posts

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.