SANTA MARÍA, MADRE DE DIOS 1 ENERO 2019

TEXTO BÍBLICO:  Lc. 2, 16-21

“Encontraron a María, a José y al Niño acostado en el pesebre”

DISPONERSE

+ Decide encontrar un tiempo para estar tranquilo. Ponte cómodo, respira hondo. Busca silencio y quietud. Céntrate en lo que haces. Entra dentro de ti. Pide ayuda al Espíritu Santo que habita en tu corazón. Reconoce su amor.

+ Con María, pide al Espíritu Santo que actúe en tu corazón. Hazlo de forma sencilla y sincera, sin palabras raras, a tu manera, con mucha confianza. Ponte a la escucha, ábrete.

LEER 

+ Lee despacio, lentamente, en voz alta y haciendo pausas de silencio. No te agobies si no lo entiendes todo. Al terminar di: esto es Palabra de Dios. Besa el libro. Busca comprender qué dice el texto. Usa las ayudas de tu Biblia.

+ Lee en tu Biblia: Lc. 2, 16-21

 +¿Qué anuncio conocían los pastores? ¿Por qué asombraron a la gente los pastores? ¿Qué hacía María? ¿Qué significa el nombre de Jesús? ¿Quién dijo que pusieran este nombre?

+ Más luz para profundizar en el texto: Nm. 6, 22-27 / Sal. 66, 2-8 / Gal. 4, 4-7

+ La escena del nacimiento está construida al estilo de las visiones de Dios narradas por los profetas. Dios está presente. Hay coros de ángeles y hombres atemorizados, que luego corren felices. Planea un ambiente de misterio: el misterio de Dios interviniendo en nuestra historia. El anuncio corre. Llega la respuesta de los pobres. Los pastores se admiran. María está allí como la madre del niño.

ESCUCHAR

+ Quédate con la frase o las palabras que más te impresionan y te llegan. Guárdalas en tu corazón repitiéndolas muchas veces suavemente. Deja que te sorprendan. Ábrete a obedecer y decir que sí como María.

+ ¿Te ves allí, con los pastores, en la escena que narra el autor? ¿Qué tiene que ver contigo lo que les pasa a María y a los pastores? ¿Te llega el misterio de lo que ocurre?

+ Mira y admira lo que cuentan estas palabras. Lee muchas veces despacio hasta que tu corazón se entere del misterio del amor de Dios en Jesús. Aprende de María, deja que llegue a tu interior y dentro de tu corazón la nueva humanidad que nace. Los misterios se reciben, se disfrutan contemplándolos, se agradecen, y hacen que salga fuera lo mejor que tenemos dentro: la admiración, la sorpresa, la alabanza, la acción de gracias. Fíjate bien en Jesús, en el pesebre, y empezarás a ver las pobrezas y miserias de tu vida con otros ojos.

ORAR

+ No te enrolles con el Señor a fuerza de palabras, ideas brillantes y teorías. Mejor entrégale la verdad de tu pobreza para salir de ti mismo y mírale a Él. Dale gracias por su amor y su luz. Cuéntale qué te hace decirle esta lectura.

+ ¿Qué te hace decir al Señor esta lectura? ¿Te mueve a cantar al Niño en el silencio de tu corazón? ¿Te hace alabar a Dios por cómo hace las cosas y te lleva a ver su amor?

VIVIR

+ Mira qué dice esta lectura a lo que vives ahora y a lo que pasa en tu corazón. Deja que la Palabra ilumine tus pasos, tu relación con las personas, tu día a día. Procura repetir durante el día la frase o palabras que guardaste como mensaje.

+ ¿Qué te enseña esta lectura de hoy? ¿Entra en tu vida de cada día la humildad del pesebre y la alegría de los pastores? ¿Te llega el lado humano del amor de Dios?

 

 

(Visited 24 times, 1 visits today)

Related posts

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.