arizmendiarrieta

«Sólo sacerdote y siempre sacerdote»

José María Arizmendiarrieta, el fundador del grupo cooperativo Mondragón, junto a un grupo de jóvenes, nació en Barinaga, Markina (Bizkaia) en 1915, se formó en el Seminario de Vitoria y fue destinado a Mondragón, donde fue hasta su muerte coadjutor de la parroquia S. Juan Bautista. Fue consiliario de la Acción Católica y de la JOC, y fue convocando a un grupo de jóvenes a ser militantes cristianos. Cura y jóvenes a medida que fueron haciéndose adultos se plantearon sucesivamente cómo serlo en las diferentes circunstancias (deporte, tiempo libre, formación, trabajo, empresa…).

Así, en aplicación de la enseñanza social de la Iglesia y aplicando el ver, juzgar y actuar, sentaron las bases de lo que es hoy el Grupo Cooperativo Mondragón: la escuela de formación profesional, hoy Mondragon Unibertsitatea, la primera cooperativa, Ulgor, los primeros centros de Eroski, Caja Laboral Popular, para reunir el ahorro popular y apoyar el desarrollo de las empresas, etc. A todo ello se dedicaron con gran entrega y mística cristiana. Se trataba de transformar la empresa para transformar la sociedad. Hoy trabajan 75.000 personas, siendo el primer grupo empresarial del País Vasco.

Algunas frases del «cura de la bicicleta«:

«El trabajo es el atributo que otorga al hombre el máximo honor de ser cooperador de Dios en la transformación y fecundación de la naturaleza y consiguiente promoción del bienestar humano» (Pensamientos, 276).

«Ideia onak dira obra bihurtzen direnak eta hitz onak dira nork bere egintzekin bermatzen dituenak» (Gogoetak, 393).

«Las desigualdades económicas que hoy gozan del amparo de los privilegios y exclusivismo de las oportunidades de cultura y educación son las que condenan a la humanidad a la subsistencia de castas cerradas y clases antagónicas, sin perspectivas de solidaridad y hermandad común» (Pensamientos, 313).

Murió en 1976, y hace unos años, algunos de sus seguidores, convencidos de la santidad de José María, iniciaron su proceso de canonización. Justo el pasado 15 de diciembre, el papa Francisco le ha nombrado «Venerable», esto es, tras un profundo estudio sobre su vida, la Iglesia ve que en él se dieron las virtudes de la fe, la esperanza y la caridad en un grado excepcional.

El próximo 24 de abril se celebrará en San Sebastián la Misa de Acción de Gracias.


Algunos enlaces de interés:

(Visited 139 times, 1 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.