Seminaristas

seminaristas 2017-2018 foto oficial

“Lo más grande de mi vocación no es que yo me fíe de Dios, sino que Él quisiera fiarse de mí. Es esta confianza y el amor que sé que me tiene lo que me anima cada día a decir “sí” con mayor convencimiento y alegría. No lo cambiaría por nada”. Alex

“No seguimos una idea, seguimos a Cristo, Mensaje y Mensajero”. Imanol

“Doy gracias a Dios por el camino recorrido y cada persona que encuentro. Es lo que más disfruto de la pastoral: estar con la gente”. Fran

“Jesús sigue dándome la oportunidad de conocerle en la oración personal, tratarle cuando me encuentro con otra persona y celebrarle cuando estoy en comunidad”. Txomin

“La vocación al sacerdocio consiste en entregarse cada día más a Dios, dejándose modelar por sus manos, sabiendo que lo que se va a recibir no es más que felicidad en todos los momentos de la vida”. Jaime

“Dios me ha mirado con una mirada compasiva y misericordiosa para, seguidamente, tenderme la mano invitándome a seguirle, y si quiere que le siga hacia el sacerdocio, eso haré porque se bien de quien me he fiado”. Jorge

“En el sufrimiento vi a Cristo. Estoy aquí porque quiero ayudar, en el sufrimiento de las personas, a encontrar a Dios. Estoy feliz de estar viviendo en esta comunidad del seminario. Duc in altum“. Patxo

(Visited 1.154 times, 1 visits today)