El pasado 31 de agosto iniciamos la actividad en el Seminario con una peregrinación. Una vez finalizada tenía idea de ir a Gernika, lugar donde voy a realizar la tarea pastoral este curso. Al hablar con Jesús Llarena, mi acompañante pastoral, me dijo que esperara dos semanas; pues no era cuestión de que me contagiara ni contagiara.
No era broma, pues en Gernika ya había habido muertos por el Covid; de ello daba cuenta el cirio que bendijo D. Mario el día de San Roke por todos los fallecidos

http://www.bizkeliza.org/index.php?id=1570&no_cache=1&L=0&tx_news_pi1%5Bnews%5D=29924

Por tanto, dos semanas sin ir por allá… lo que no significaba que no la llevara en el corazón. Y no es una frase hecha, pues todavía sigo dándole vueltas a la noticia que para finales de agosto sacó un periódico, sobre dos jóvenes gernikesas que reconocían su culpa en el inicio de un brote de Covid en fiestas…de Andra Mari y San Roke (del 14 al 17 de agosto). Dejo aquí el enlace:

https://www.deia.eus/actualidad/sociedad/2020/08/27/buena-parte-culpa/1060842.html

Si leen la noticia verán que lo de buscar “chivos expiatorios” y las “listas negras” sigue siendo actualidad. Parece ser que no sólo ellas salieron de fiesta (jóvenes y adultos también), y que WhatsApp es usado para presentar a quienes están contaminados… ¿será para enviarles mensajes de apoyo y solidaridad?

Como pueden ver, caer en tentación, exculparse y señalar a otros, sólo cambian de forma. Ahora toca anunciar el evangelio, como hemos visto con Félix Alonso en el Curso de Pastoral del IDTP, de tal manera que promueva la escucha y la acogida.

A ver como hago para anunciarles lo de ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio


Txomin Alonso (Seminarista de tercera fase)

(Visited 19 times, 1 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.