#VeranoMision: Despedida de Ecuador

Nuestra tercera semana fue más breve, ya que volamos en viernes, pero no por ello menos intensa.

La semana comenzó con la visita al monasterio de hermanas clarisas de Montalvo, fundadas hace 21 años por las clarisas de Salvatierra-Agurain (diócesis de Vitoria). También aprovechamos para visitar el obispado de Babahoyo (recordando a D. Bittor Garaigordobil, fallecido este año con 102 años, y que fue obispo de Los Ríos), y un proyecto de niños sin hogar con el que la parroquia de Quevedo colabora desde hace años.

Durante toda la semana recogimos parte de los frutos de la misión parroquial realizada. En primer lugar, Paulino tuvo diversas reuniones con catequistas, ya que este año como novedad la misión se extendió a los grupos de catequesis: los mismos niños y catequistas se organizaron para recorrer las casas de los miembros de su grupo para anunciar ellos mismos a sus familias. Fue una experiencia muy novedosa y enriquecedora a la vez, según valoraron muchos de los grupos. Por otra parte, lunes, martes y miércoles se desarrollaron las charlas de acogida en la parroquia de la Natividad, de El Grito de la Libertad. El primer día, Paulino habló sobre nuestra fe católica (en el contexto del barrio donde la mayoría son de otros cultos); el segundo día, yo expuse el matrimonio cristiano (con la suerte de tener como ejemplos vivos a varios matrimonios de la parroquia); y el tercero, Aitor sobre la familia y los hijos (ya que el índice de abandono familiar, malostratos, etc. es bastante alto). Además, en todo el barrio acogieron como muy buena noticia que se recuperase la misa dominical al menos un par de veces al mes, y comenzar a retomar la vida de la comunidad en esta zona.

Por último, además de las comidas/cenas de despedida, Aitor asistió a la fiesta de San Jacinto en Buena Fe, acompañando asimismo a Fabián en su pueblo. Ya es el tercer año que asistimos, pero este verano contaban con la presencia del nuevo obispo de la diócesis, Mons. Skiper.

Aunque este año ha sido una experiencia más breve que los anteriores, nuestro sentimiento es de profundo agradecimiento y cariño a la gente de Ecuador. En esta ocasión hemos podido visitar otras regiones, pero lo principal siempre ha sido la acogida, el trato, el cariño… con la gente de “La Venus” en Quevedo, y todo lo que aprendemos de su presencia sencilla, sus vidas humildes, su compromiso de fe, su alegría, su entusiasmo. Seguiremos en contacto por redes sociales… y hasta la próxima.

Experiencia misionera en Ecuador - agosto 2018

(Visited 39 times, 1 visits today)

Related posts

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.