XIII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO “CICLO C” 30 junio 2019

TEXTO BÍBLICO:  Lc. 9, 51 – 62

“Tomó la decisión de ir a Jerusalén. Te seguiré a donde quiera que vayas”

DISPONERSE

+ Enfoca este tiempo de “lectio divina” como un encuentro. Prepárate para ello. Pon lo mejor de tu parte, aun sabiendo que la iniciativa la lleva Dios. Es el que quiere caminar contigo.

+ Toma conciencia de que la Palabra de Dios, el amor de Dios que hay contenido en el texto es para ti y para ahora. Tal y como estés. Como se encuentre tu corazón, con todo lo que te pesa la vida. Ahí quiere Dios encontrarse contigo.

+ ¿Qué puedes hacer para abrir las puertas que dejan entrar a los dones del Espíritu Santo? No busques ayuda en las nubes: María es tu Madre y el Espíritu vive en ti..

LEER 

+ Lee el texto con detenimiento. Entra en la escena. Identifica las dos partes en las que puedes separar el texto. Fíjate en los diferentes diálogos que mantiene Jesús.

+ Lee en tu Biblia: Lc. 9, 51 -62

+ ¿Por qué no recibieron a Jesús en Samaría? ¿Qué se les ocurrió hacer a Santiago y Juan? ¿Qué significa “las zorras tienen madrigueras, y los pájaros nidos, pero el Hijo del hombre no tiene donde reclinar la cabeza?”

+ Más luz para profundizar en el texto: 1ª Re. 19, 16.19-21 / Sal. 15, 1-11 / Gal. 5, 1.13-18

+  No es fácil seguir a Jesús. Camino de Jerusalén se encuentran con el rechazo de los samaritanos, y no se puede usar contra ellos “fuego del cielo”, como pretenden Santiago y Juan. Tampoco se puede mirar atrás o encadenarse a las tradiciones del pasado. Seguir a Jesús supone una ruptura con lo antiguo, con los muertos “de ayer”, con el surco viejo del arado. Seguir a Jesús es enfrentarse con un destino nuevo, que implica la cruz y la resurrección.

ESCUCHAR

+ ¿Qué te supone la actitud de los zebedeos? ¿Qué tiene que ver contigo? ¿Te crees mejor que los que no acogen a Jesús?

+ Y tú, ¿qué justificaciones, impedimentos y excusas pones a un seguimiento más radical de Jesús? ¿Miras hacia atrás? ¿Te ocupas primero de tus asuntos?

+ Mira a Jesús por los caminos, al encuentro, sin tener donde reclinar la cabeza. Mira a Jesús que va con decisión, con firmeza y sin ambigüedades. Mira a Jesús que va tirando de los discípulos y de sus historias. Mira a Jesús urgido por su misión: tiene que anunciar el Reino. Mira a Jesús que no desea mal a los que le rechazan, pero tampoco quiere seguidores tibios. Mira a Jesús que no atiende justificaciones, excusas, ni síes pero noes.

ORAR

+ Habla con el Señor de la forma que tienes de seguirlo. Mira en tu interior las razones y motivos de tu opción por ser seguidor suyo. También examina lo que te detiene, te condiciona o te limita.

+ ¿Qué te lleva a decir al Señor esta lectura? ¿Qué te hace decirle que Jesús acepte y entienda que las personas que le siguen tengan sus justificaciones, sus tradiciones, o miren atrás? ¿Qué te sugiere que sin embargo Jesús anteponga que lo sigan y el anuncio del Reino?

+ ¿Qué te supone que Jesús deje claro la necesidad acuciante de anunciar el Reino? ¿Y que requiera de firmeza y seguimiento radical?

VIVIR

+ Sigues a Jesús. Eres cristiano, pero Jesús te pide cada día un poco más.

+ ¿Por qué no concretas aspectos de tu vida en los que puedas das un paso más (personas, ambientes…). Sal de ti mismo. Sal de lo de siempre.

+ Míralo también desde otro modo: Jesús te espera y las personas también. Eres enviado por el Señor para anunciarle. Disfrútalo

(Visited 25 times, 1 visits today)

Related posts

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.