XXXII DOMINGO TIEMPO ORDINARIO “CICLO B” 11 NOVIEMBRE 2018

TEXTO BÍBLICO:  Mc. 12, 38 – 44

“Esta viuda pobre ha echado más que nadie”

DISPONERSE

+ Haz silencio. Trata de serenarte. Detén tus pensamientos y deja a un lado todo lo que inquieta y preocupa. Pide al Espíritu Santo que te asista durante la oración. Céntrate en lo que estás haciendo. Fíjate en María, maestra de oración y de escucha de la Palabra de Dios.

+ Para entrar en la Palabra de Dios haz algo que te dé paz y serenidad. Puede servirte comenzar con un canto de invocación al Espíritu o rezar despacio un avemaría.

LEER

+ Lee el texto varias veces. Lee despacio. Haz pausas de silencio. Pon mucha atención. Saborea el texto, paladea las palabras. Sitúate en el pasaje del Evangelio. Mírate dentro de la escena.

+ Lee en tu Biblia: Mc. 12, 38 – 44

+ ¿Por qué dice que hay que tener cuidado con los escribas? ¿Conoces a gente que vive hoy como ellos? ¿Distingues bien las dos formas de echar dinero en el arca de las ofrendas? ¿Ves cómo las valoraciones de Jesús eran diferentes a las establecidas?

+ Más luz para profundizar en el texto: 1ª Re, 17, 10-16 / Sal. 145 / Heb. 9, 24-28

 + Las viudas son los seres más débiles e indefensos de aquella sociedad. Jesús establece un fuerte contraste entre los escribas, estimados por la gente, pero corruptos y abominables, que esconden un terrible egoísmo, rebosando vanidad y con pretextos religiosos se aprovechan de los débiles. Una viuda pobre se abandona por completo en las manos de Dios y entrega generosamente “todo lo que tenía para vivir”. Sus discípulos, si quieren seguir con Él, tienen que ser los últimos y los servidores de todos; acoger y atender a los pequeños e indefensos.

ESCUCHAR

+ Céntrate en Jesús. Mira: qué dice, qué hace, qué dicen de Él… Para escuchar, cállate. Deja hablar a las palabras. Haz silencio por dentro. No pienses tanto.

+ ¿Puedes meterte en la escena del relato que has leído? ¿Qué quería Jesús que vieran sus discípulos cuando los llamó? ¿Qué quiere enseñarte especialmente a ti este texto? ¿Qué te dice lo que hace esta pobre viuda? ¿Te ayuda a orar más que a pensar?

+ Contempla a Jesús aplaudiendo a la pobre viuda y denunciando a los que viven para que la gente los aplauda. ¿Ves cómo Jesús aprovecha las cosas de la vida para enseñar? Mira cómo Jesús nos mira por dentro de lo que hacemos. Mira cómo piensa de los escribas que viven para el público y de la viuda pobre que pone amor

en lo que da. ¿Ves cómo enseña a valorar las intenciones del corazón? ¡Qué bien se aprende de Jesús!.

ORAR

+ ¿Qué ocurre en tu corazón? Cuéntale al Señor lo que te dice el texto que has leído. Habla con el Padre con confianza de hijo. Háblale desde el corazón. Expresa tus sentimientos. Habla de lo que más te llega.

+ ¿Tú también dedicas a la oración el tiempo que te sobra? ¿También entregas en la Iglesia, en tu comunidad, el tiempo y el dinero cuando te sobra? ¿Qué significa para ti eso de “ha echado todo lo que tenía para vivir”? ¿Compartes con el Señor en oración tus pobrezas y necesidades? ¿Cómo te llevas con tus defectos, errores, limitaciones…? ¿Te escandalizan, los aguantas, te angustian…? Entrégaselas a Jesús.

VIVIR

+ Deja que la Palabra ilumine tu realidad, tu situación, tu vida. El fruto de la escucha dócil de la Palabra es la caridad. Mira tu vida con los ojos de las personas con las que compartes la vida. No se trata de propósitos, sino de vivir y amar más como Jesús..

+ Ten cuidado: a veces nos buscamos a nosotros mismos diciendo que buscamos a Dios. Ten cuidado con el virus de la hipocresía, la fama, las apariencias… Ten cuidado con los primeros puestos en la casa, en la familia, en la parroquia, con las personas que tratas cada día.

(Visited 36 times, 1 visits today)

Related posts

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.