XXXIV DOMINGO T. ORDINARIO JESUCRISTO, REY DEL UNIVERSO “CICLO B” 25 NOVIEMBRE 2018

XXXIV DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

JESUCRISTO, REY DEL UNIVERSO

“CICLO B”

25  NOVIEMBRE  2018

TEXTO BÍBLICO:  Jn. 18, 33 – 37

“Tú lo dices: soy rey”

DISPONERSE

+ Haz silencio interior. Respira profunda y pausadamente en varias ocasiones. Olvídate de todo lo que te preocupa. Pídele al Señor que se haga presente en este rato de oración. Sé consciente de que el tiempo que vas a dedicarle a esta lectura orante y creyente es tiempo exclusivo para el Señor y para ti.

+ ¿Cómo entras en la presencia de Dios? Acuérdate de María. Reza un avemaría con el corazón puesto en las palabras que vas pronunciando, pueden ayudarte a disponerte para la oración. ¿Qué te inquieta o preocupa? Déjalo a un lado.

LEER 

+ Lee el texto despacio en varias ocasiones. Haz pausas de silencio. En una primera lectura explora el texto. En la segunda, profundiza. Sumérgete en él. Mírate dentro del pasaje. Usa las notas y comentarios de tu Biblia para lograr saber qué dice el autor en este texto.

Lee en tu Biblia: Jn. 18, 33 – 37

+ ¿Quién era Pilato? ¿Por qué llevaron a Jesús ante él? Observa con detenimiento las distintas preguntas que realiza Pilato a Jesús. Fíjate bien en las respuestas de Jesús. ¿Qué significa “mi reino no es de este mundo”?

+ Más luz para profundizar en el texto: Dn. 7, 13-14 / Sal. 92, 1-5 / Ap. 1, 5-8

+ Su reino no es de este mundo porque en los reinos de este mundo hay ejércitos, violencia, luchas… Y su reino no es así. En su reino es la verdad lo que dirige todo. Y Él es rey porque es testigo y da testimonio de la verdad. Su verdad, la que Él proclama y a la que Él sirve, es la que convence también a todos los suyos.

ESCUCHAR

+ Déjate hacer. Trata de identificar lo que el Señor quiere propiciarte con esta lectura. Haz silencio. Busca saber qué te dice a ti el texto. No presupongas nada. Sal de tus esquemas y convicciones. Mantente dispuesto a esperar cosas buenas del Señor.

+ ¿Qué tiene que ver contigo, tal como estás ahora, el reino al que pertenece Jesús? ¿Formas parte de este reino? ¿Qué te supone la frase “todo el que es de la verdad escucha mi voz?

+ Mira a Jesús entregado por su gente y los sumos sacerdotes. Mira a Jesús conversando con Pilato. Mira a Jesús relacionando su reino con la verdad. Mira a Jesús que su reino se distingue enteramente de los reinos humanos: no hay fuerza, ni violencia, ni procedimientos habituales de acción política. Mira el reino de Jesús, que tiene un origen divino, es distinto a los reinos humanos en las formas y procedimientos, pero también abarca las realidades de este mundo.

ORAR

+ Cuéntale con confianza al Señor qué te ha supuesto la lectura orante y creyente del texto de hoy. Habla con tus propias palabras y con sencillez. No te compongas. Exprésate con libertad. Da gracias, pide, alaba…

+ ¿Qué tiene que ver el reino de Jesús con tu vida? Habla con Él con confianza, de verdad. Cuéntale con confianza cómo estás y cómo vives en este reino. ¿Qué tienes que decir al Señor a partir de este diálogo de Jesús con Pilato?

VIVIR

+ Lleva el texto a tu vida, a tu propia situación personal. Mira a tu alrededor. Mira a las personas con las que convives. ¿Cómo pueden percibir que la Palabra se hace vida en ti? Déjate guiar por la Palabra. Se trata de caminar siguiendo a Jesús.

+ ¿Vives y actúas sabiéndote del reino de Jesús? ¿Tratas a los demás como miembros de este reino? ¿Vas de verdad por la vida? ¿Vives a la escucha de la voz de Jesús?

 

(Visited 60 times, 1 visits today)

Related posts

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.