ascension del señor

“Fue llevado al cielo y se sentó a la derecha de Dios” (Mc. 16, 15 – 20)

Ascensión del Señor – 13 de mayo de 2018

DISPONERSE

+ Decide encontrar un lugar tranquilo. Ponte cómodo, respira hondo. Busca silencio y quietud. Céntrate en lo que haces. Pide al Espíritu Santo que te ayude y te guíe. Ábrele tu corazón.

+ ¿Qué te ayuda a estar tranquilo? ¿Cómo notas que el Espíritu Santo da vida a las palabras de la lectura? ¿Qué sabes hacer para acercarte con fe a la Palabra de Dios?

LEER

+ Lee muy despacio, con mucha atención al texto. Haz pausas de silencio. Lee varias veces, algunas de ellas en voz alta. Busca comprender qué dice el texto. Usa las ayudas de tu Biblia. Pon atención en cada palabra. Sitúate en la escena.

+ Lee en tu Biblia: Mc.. 16, 15 – 20

+ ¿Por qué dice el autor “apareció”? ¿A dónde tenían que ir y hacer qué? ¿Qué eso de confirmar las palabras con señales? Leer despacio Hch. 1, 1-11 te ayudará mucho a comprender este texto.

+ Estas lecturas te ayudarán a comprender mejor el texto: Hch. 1, 1-11 / Sal. 46, 2-9 / Ef. 1, 17-23

+ A pesar de las dificultades de los Once para creer en la resurrección (ver Mc. 16, 14), el Resucitado se les hace presente durante una comida (Eucaristía) y les encomienda una misión: la predicación de la Buena Noticia por todo el mundo. Los que crean harán signos que los acreditarán como enviados de Dios, estarán protegidos por Dios y sanarán enfermos. Luego Jesús ascendió al cielo y fue entronizado al lado de Dios. Ahora, desde “allí”, sigue “trabajando” con nosotros.

ESCUCHAR

+ Quédate con la frase o palabras del texto que más te impresionan. Haz silencio interior. Abre los ojos y oídos al corazón. Déjate hacer. Cae en la cuenta de que es Dios quien quiere hablarte para tu vida de ahora.

+ ¿Qué tiene que ver contigo este mandato del Señor a predicar? ¿Qué opinas de los signos que acompañan a los que creen? ¿Ves que no todo son palabras en la predicación?

+ Mira a Jesús enviando a proclamar el Evangelio al mundo entero. Mira la importancia de confirmar las palabras con signos y señales. Las palabras sin hechos y vivencias no transmiten, te dejan mirando a las nubes. El Evangelio es espíritu y vida, más que ideas y conceptos religiosos. ¿Tú predicas sólo hablando con palabras? ¿No crees que es mejor contar lo que se vive? ¿Ves cómo Jesús no deja solos a sus enviados?

ORAR

+ Ten cuidado de la rutina y no salir de las mismas palabras y planteamientos de siempre. Pisa tierra, no te vayas a las nubes. Responde a quien te habla. Usa tus propias palabras para hablar con el Señor de lo que te dice el texto.

+ ¿Qué te sale decir al Señor en oración desde esta lectura? ¿Hay signos y señales de su amor en tu vida? ¿Te imaginas al Padre con su Hijo amado a la derecha?

VIVIR

+ Mira tu forma de vida desde la vida de Jesús. Busca aprender de sus gestos y detalles de servicio a quienes lo necesitan. La Palabra de cada día va dando sentido y luz a todo lo que ocurre.

+ ¿Qué es para ti dar testimonio de que Jesús está vivo y presente entre nosotros? ¿Participas en alguna actividad evangelizadora? ¿La compartes con más hermanos?

(Visited 180 times, 1 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.