DOMINGO V DE CUARESMA

CICLO A

«Esta enfermedad no acabará en la muerte, sino que servirá para la gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella.»

DISPONERSE

+ Comienza pidiendo al Espíritu Santo la luz y fuerza del Amor de Dios. Pídele que te guíe, que te ayude, que te abra los ojos del corazón.

+ Ponte en la presencia del Señor. Ahí empieza lo divino de la lectio. Comienza en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu, y señalando a la vez sobre ti el signo de la cruz.

+ ¿Qué sabes hacer para estar tranquilo y centrarte en la lectura? ¿Te da serenidad respirar a fondo? Tú sabes mejor que nadie lo que dejar de lado.

LEER 

+ Lee con calma y tranquilidad. Relee varias veces. No te agobies por lo que no comprendes bien. Usa las nota de tu Biblia. Lee entre pausas de silencio.

+ Lee en tu Biblia: Jn. 11, 1 – 45

 + ¿Quién es el personaje principal del texto? ¿Ves cómo se manifiestan las distintas personas ante Jesús? ¿Dónde te parece que está la clave del relato?

+ Más luz para profundizar en el texto: Ez. 37, 12-14 / Sal. 129, 1-8 / Rom. 8, 8-11

+ Último de los siete signos de Jesús en el evangelio de Juan. Jesús es la “resurrección y la vida”. El signo es una catequesis sobre este tema. El no soluciona la muerte física, Él mismo la padecerá. Pero la convierte en un episodio pasajero: no es muerte “para siempre”. El verdadero destino de los creyentes es la Vida. Jesús no libera a Lázaro de la muerte, pero sí lo libera del sepulcro, de las vendas, y le manda: “dejadlo andar”. La resurrección no es volver a esta vida sometida a la muerte, sino victoria sobre la muerte y paso a la Vida plena y definitiva de Dios.

ESCUCHAR

+ ¿Ves como un muerto que vuelve a la vida da pie a Jesús para mostrarse como Señor de la vida? ¿Ves un anticipo de la muerte y resurrección de Jesús?

+ Guarda en el corazón la frase del texto que más te impresiona y más te llega. Son señales del mensaje que el Señor quiere que recibas de esta lectura.

+ Mira cómo Jesús, poco a poco, se va dejando conocer como la mejor revelación del Padre. Escucha a Jesús que dice: “Yo soy la resurrección y la vida”. Si tu crees esto serás levantado de la muerte y encontrarás la verdadera vida. Mira como los personajes dejan ver sus distintas maneras de creer en Él. Mira como Jesús dice que Él es la resurrección para todos los que creen en Él.

ORAR

+ María “se levantó”, fue al encuentro de Jesús y se arrojó a sus pies llorando. Haz como ella: presenta al Señor todo lo que te hace sufrir. Ama y déjate amar. Ella no utilizó muchas palabras, ideas teológicas, ni cosas complicadas.

+ ¿Te sugieren buenos sentimientos y palabras que compartir con Jesús esta lectura? ¿Hay cosas del texto que te enseñan a estar un rato con Jesús con sinceridad y confianza? Busca lo primero estar en paz y tal como eres en su compañía.

+ Dedica un tiempo a rumiar en silencio la frase que recibes de esta lectura. Hazlo en silencio.

VIVIR

+ Creer significa levantarse de la tumba. Resucitar es vivir  la realidad, con los ojos abiertos, sin máscaras ni ataduras.

+ ¿Te llegan mensajes y señales de conversión de vida en esta lectura? ¿Puedes concretar un gesto sencillo que de vida y haga bien a alguien?

+ Los tres hermanos del relato tratan a Jesús como Maestro de vida. Fíjate bien y aprende de ellos. Toma nota, mira detalles y lleva a tu vida esta forma de relación.

TRES TAREAS

  • Destaca las tres palabras que consideras claves para tu comprensión del texto.
  • Construye una frase, una especie de antífona breve y sencilla, que resuma el mensaje central de esta lectura.
  • Encuentra una acción pequeña, un gesto sencillo y concreto que poner en práctica donde vives o trabajas.
(Visited 80 times, 1 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.