Pascua

“Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por su amigos” (Jn. 15, 9 – 17)

VI Domingo de Pascua – 6 de mayo de 2018

DISPONERSE

+ Decide encontrar un lugar tranquilo. Ponte cómodo, respira hondo. Busca silencio y quietud. Céntrate en lo que haces. Pide al Espíritu Santo que te ayude y te guíe. Ábrele tu corazón.

+ La lectura creyente se empieza creyendo que las palabras humanas del texto se convierten en Palabra de Dios para ti. Déjate de rutinas. Pide a María que te enseñe a escuchar.

LEER

+ Lee muy despacio, con mucha atención al texto. Haz pausas de silencio. Lee varias veces, algunas de ellas en voz alta. Busca comprender qué dice el texto. Usa las ayudas de tu Biblia. Pon atención en cada palabra. Sitúate en la escena.

+ Lee en tu Biblia: Jn. 15, 9 – 17

+ ¿Qué es un mandamiento? ¿Qué diferencias encuentras entre un amigo y un siervo? ¿Qué dice Jesús de su Padre? ¿Cómo es el amor del que habla Jesús?

+ Estas lecturas te ayudarán a comprender el texto: Hch. 10, 25-48 / Sal. 97, 1-4 / 1ª Jn. 4, 7-10

+ Permanecer unidos en el amor y por el amor se traduce en cumplir los mandamientos. Es decir, el mandamiento, el único, el del amor, que forma una única corriente entre el Padre, el Hijo y nosotros. Dar la vida por los que uno ama es la mayor prueba de amor: Jesús lo hace por nosotros, que somos sus amigos, no sus siervos, y estamos al tanto de todo lo que Jesús le ha oído al Padre. Compartimos su intimidad.

ESCUCHAR

+ Quédate con la frase o palabras del texto que más te impresionan. Haz silencio interior. Abre los ojos y oídos al corazón. Déjate hacer. Cae en la cuenta de que es Dios quien quiere hablarte para tu vida de ahora.

+ ¿Cómo es el amor de Jesús por ti? ¿Se parece al que tú tienes a la gente que tratas cada día? ¿Se puede amar sin dar la vida? ¿Te sientes elegido para ser amigo de Jesús?

+ Cuenta las veces que lees en el texto la palabra amor. Lo de Jesús y los cristianos empieza en el amor de uno que da la vida por el otro. Es una fuerza que mueve a querernos entre nosotros y especialmente cuando más necesitados estamos. Mira cómo enseña y se explica con sus amigos. Él nos da y comunica lo que recibe de su Padre. Mira cómo no habla de hacerlo bien o hacerlo mal, sino de permanecer en Él. Míralo despacio y verás que lo de Jesús contigo es muy grande.

ORAR

+ Ten cuidado de la rutina y no salir de las mismas palabras y planteamientos de siempre. Pisa tierra, no te vayas a las nubes. Responde a quien te habla. Usa tus propias palabras para hablar con el Señor de lo que te dice el texto.

+ ¿Cómo te quedas después de esta lectura? ¿Te mueve a hablar con Jesús orando desde el fondo de tu corazón? ¿Se supone que lo sabes, pero sientes que Jesús te ama?

VIVIR

+ Mira tu forma de vida desde la vida de Jesús. Busca aprender de sus gestos y detalles de servicio a quienes lo necesitan. La Palabra de cada día va dando sentido y luz a todo lo que ocurre.

+ ¿Qué mensaje tiene para tu vida esta lectura? ¿A dónde, a quienes hay que ir a dar frutos del amor de Jesús? ¿Qué tiene que ver “dar la vida” con servir a las personas?

(Visited 70 times, 1 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.