Este pasado 16 de Julio con motivo de la festividad de la Virgen del Carmen el seminario visitó Santurce. Aunque sabíamos que la fiesta no iba a celebrarse como lo suele ser de costumbre, por ejemplo no se celebraría la procesión, pudimos tener un día de compartir y acudir en San Jorge a la Eucaristía de las ocho de la tarde.

Este mes inusual de julio, ya que estamos desarrollando actividades en el seminario, se ha dado la ocasión de estar juntos y poder hacer esta salida en clave mariana.

La Virgen del Carmen patrona de las gentes del mar, que tanto arriesgan para poder sostener a sus familias nos enseña dos grandes cosas:

  • Primero a tener valor ante las adversidades, pues ningún marinero se hizo experto en una mar en calma. Esto es  llamado en psicología «resiliencia», la capacidad de hacer frente a la adversidad para seguir construyendo el futuro. Pero siempre con el apoyo no de nuestras fuerzas sino sabiendo que la fuerza viene de Dios.
  • Por otra parte a tomar conciencia que no estamos solos, que la Virgen María siempre permanece intercediendo por nosotros, ella nos acompaña siempre. Como decía San Ignacio de Loyola: «Actúa como si todo dependiera de ti, sabiendo que en realidad todo depende de Dios«. Confiar en Dios es la gran lección de este día, pues fue María quien nos enseño a dar el SI incondicional y a fiarnos plenamente.

Que la Virgen del Carmen, cuyo escapulario nos fue impuesto en el Monte Carmelo, en la peregrinación a Tierra Santa, siga protegiendo al seminario y despertando nuevas vocaciones al sacerdocio.

 

 

(Visited 26 times, 1 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.